Embarazo / Parto

Dolor de cabeza en el embarazo: ¿cómo lidiar sin pastillas?


En lugar de disfrutar de un estado mental diferente, hacer planes, ¿cómo será cuando nazca un bebé, sus pensamientos se centran en encontrar la forma de un dolor de cabeza de embarazada que sea seguro para usted y el bebé?

Desafortunadamente, esta es una especie de ironía del destino. En lugar de sentirse satisfechas, las futuras madres a menudo tienen que lidiar con los dolores de cabeza por migraña. Y esto es cuando tomar muchos medicamentos no es aconsejable.

¿Por qué es un dolor de cabeza durante el embarazo?

El dolor de cabeza en el embarazo suele ser consecuencia de cambios hormonales que también afectan las molestias sinusales. El dolor de cabeza realmente puede indicar fatiga, estrés físico o emocional, tensión e incluso hambre o sed.

Vale la pena llegar a la fuente del problema y elegir en lugar de tabletas mágicas Métodos naturales para combatir el dolor.

Una forma de aliviar el estrés.

El embarazo es un período de grandes cambios. No es de extrañar que la futura madre se sienta preocupada. Sin embargo, por el bien de ella y de su bebé, debe encontrar una forma efectiva de combatir el estrés: caminar, hacer yoga, meditar, leer libros, mantener largas conversaciones con una pareja o un amigo.

También puede intentar descansar con frecuencia en una habitación sombreada con las piernas levantadas para regenerarse más rápido.

Lea cómo lidiar con el estrés durante el embarazo.

Comidas regulares

Los dolores de cabeza pueden ser causados bajo nivel de glucosa en sangre Por esta razón, no se recomienda permitir que el estómago esté vacío. Además, es una regla conocida que las madres embarazadas generalmente necesitan alimentos más frecuentes durante el embarazo.

Lo mejor es tener siempre bocadillos saludables con usted. Las barras de muesli, las frutas y verduras secas son perfectas. Además, para evitar la deshidratación, beba agua en pequeños sorbos.

Descansar

En el embarazo, cada mujer debe cuidarse de una manera especial. Debe tener en cuenta el hecho de que la fatiga la acompañará especialmente en el primer y tercer trimestre, y si ya tiene un hijo, durante todo el embarazo. La falta de regeneración solo puede agravar el problema de los dolores de cabeza.