Niño pequeño

Un niño con enfermedad celíaca


La enfermedad celíaca no es una oración hoy. Aunque el diagnóstico puede causar emociones extremas, ansiedad, ansiedad y confusión, los pacientes están de acuerdo en que esto es lo mejor de las enfermedades crónicas. ¿Por qué? Porque es el único que no requiere el uso de ningún medicamento que no esté exento de efectos secundarios. Además, el uso de una dieta libre de gluten excluye la enfermedad. No hay gluten, no hay problema.

Esto no significa que sea fácil. Porque no lo es. Especialmente en Polonia, que no facilita una vida normal para las personas con enfermedad celíaca.

Actitud

Diagnóstico: la "enfermedad celíaca" puede ser un shock. Especialmente para las personas cuya familia no tuvo este problema. De repente, resulta que debe cambiar su enfoque para la preparación de comidas, el menú y, con ello, un estilo de vida. Tienes que luchar contra tus propias ansiedades y la actitud del medio ambiente, que a menudo recibe el uso de una dieta como una "moda", la invención de los tiempos modernos, y los padres protegen a los niños de tratar un pastel en el arenero como "mamás" y "papás" que no le darán algo dulce a un niño.

Además, existe el riesgo de que un niño pequeño que escucha lo "pobre" que es "cuánto no está permitido" se sentirá peor, rebelde, por temor a la exclusión del grupo. Por esta razón, es tan importante tener la actitud correcta de sus seres queridos que deben mostrar ventajas en la nueva dieta, enfatizar su importancia y encontrar en ella capas de creatividad que le permitirán preparar comidas interesantes, consistentes en términos de calidad y atractivo a partir del contenido del plato de una persona sana. Los adultos deben mantener la calma y cuidar al niño, explicando la importancia de la dieta.