Bebé

Fresas en la dieta de un niño


Las fresas son jugosas, dulces y qué escribir mucho ... hermoso. No es de extrañar que los pequeños los amen y estén felices de probarlos, pidiendo más.

Sin embargo, ¿se pueden dar sin miedo? ¿Cuándo está listo su hijo para probar la fresa?

Fresas después del décimo mes.

Se pueden ofrecer fresas frescas a un niño sano después de los 10 meses de edad, niños con alergias alimentarias después de completar el año. Preferiblemente en pequeñas cantidades (máximo 2-3 piezas), porque estas frutas a menudo causan alergias y pueden causar sensaciones estomacales.

Es cierto que las fresas a menudo aparecen en las preparaciones para bebés: en los cereales después de 5-6 meses, pero la compacidad de la fruta en estos productos es tan pequeña que no deberían sugerirse ampliando el menú del niño.

Recuerde: trate de no endulzar la fruta fresca. Si están demasiado agrias, agregue una banana u otra fruta. Lave las fresas con pedúnculos para que no absorban demasiada agua y pierdan su sabor. Si quiere dárselos a su bebé en una caminata, lave la fruta en casa y quite los tallos solo afuera.

Lata de fruta por supuesto congelar. Recolectados en temporada y puestos en el congelador, retendrán casi todas las vitaminas valiosas. También puede probar conservas, purés: encerrados en un frasco, serán un sabroso refrigerio de invierno.

¿Por qué vale la pena comer fresas?

Se pueden formar fresas un ingrediente valioso en la dieta de un niño. Son una fuente importante Vitamina c hierro, ácido fólico, vitamina A, vitaminas B, potasio, calcio, magnesio y manganeso. Tienen pocas calorías y se llenan agradablemente. Trabajan en estreñimiento, porque limpian suavemente y facilitan la defecación. Algunos estudios también han demostrado que las fresas Mejoran el estado de ánimo y son un valioso ingrediente contra el cáncer.

Alergia a la fresa

Antes de presentar las fresas como un ingrediente importante del plato, o el héroe principal de los postres, vale la pena realizar una prueba de alergia. Incluso los bebés que no tienen problemas con las alergias alimentarias suelen tener erupciones cutáneas después de comer fresas.

Tambien puedes tratar de prevenir una reacción alérgicasi smyk es propenso a las alergias Antes de servir las fresas, deben cocinarse: de esta manera perderán algunas de las propiedades alergénicas y serán más seguras. También se pueden servir en forma de puré o jugo.

Si aparece una erupción en la piel del niño después de comer la fresa, debe abstenerse de seguir alimentando la fruta. Dejemos también, al menos por un tiempo, fresas al niño.

Preparación

  • elige fresas en una canasta,
  • evite empacar fresas en bolsas de plástico,
  • es mejor comer fresas el mismo día: se descomponen rápidamente,
  • si vas a comer fresas al día siguiente, ponlas sin lavar en la nevera,
  • quitar los pedúnculos solo después del lavado
  • elija fresas con forma y sin daños.

¿Y cuándo sirviste fresas a tus hijos?